Aumento del riesgo de accidente laboral, por las altas temperaturas

Accidente Laboral por altas temperaturas. Aumento del riesgo ahora por calor extremo.

Tanto el frío como el calor, son factores que incrementan el riesgo de sufrir un accidente laboral.

Según actuales estudios, realizados en nuestro país, la exposición a temperaturas extremas sería la responsable de más de medio millón de accidentes laborales.

El frío extremo aumentaría el riesgo de accidentes laborales en un 4%, siendo más elevado el porcentaje por calor extremo que sería de un 9%.

Los efectos de la temperatura no sólo existen el día que ocurre el accidente laboral; sino que en días siguientes se han observado síntomas como la fatiga, deshidratación, etc.

Algunas de las medidas preventivas que se pueden incorporar en las políticas de salud pública son la restricción del trabajo en las horas más frías y calurosas, la toma de descansos, garantizar una hidratación adecuada y usar la ropa idónea para el trabajo a realizar.

Ahora en verano, ya en algunas Comunidades, como la andaluza, el horario de trabajo en los meses de más calor está regularizado para dejar de trabajar al medio día, y así evitar este tipo de accidentes laborales.

¿Se consideran los accidentes por calor extremo un accidente laboral?

Con las altas temperaturas del verano muy frecuente los golpes de calor. Se considera un golde de calor cuando la temperatura del cuero mide más de 40º; apareciendo síntomas como son: debilidad y mareos.

También la insolación, exposición prolongada a los rayos solares, puede ser un riesgo de accidente laboral; y puede aparecer tras el golpe de calor. Es mucho más grave, pudiendo incluso ser un accidente mortal.

Es en el trabajo donde puede producirse mayor estrés térmico por la acción del calor, especialmente en lugares cerrados de mala climatización y ventilación y en trabajos al aire libre. Muchas veces estas causas son fácilmente reconocibles y evitables, pero en otras circunstancias los empresarios pueden pasar por alto, las altas temperaturas y producir graves daños a los trabajadores.

¿Cómo podemos evitar este tipo de accidente laboral?

Según establece la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, los empresarios tienen la obligación de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. También dichos trabajadores están obligados, en materia de prevención de riesgos laborales, a estar informados, poder consultar y participar; además de tener la formación correcta y necesaria en materia preventiva para poder tomar la decisión de paralizar su actividad en caso de riesgo laboral (estado de salud).

Es obligación del empresario aconsejar, informar y formar a sus trabajadores sobre los riesgos que puede ejercer el calor en su actividad laboral. Deben cuidar todos los aspectos que ayuden a que este tipo de accidente no se produzca: ventilación, aclimatación, ropa especial para el calor, etc… Además de establecer pausar para una mejor hidratación; y sobre todo ajustar el horario de trabajo a las horas de menos calor

El Real Decreto 486/97, de 14 de abril, Disposiciones Mínimas de Seguridad y Salud en los Lugares de Trabajo: hace referencia  las condiciones termohigrométricas de los lugares de trabajo; así como el Real Decreto 39/1997, de 18 de enero, Reglamento de los Servicios de Prevención y sus modificaciones posteriores: obligan a la evaluación de todos los riesgos, en cualquier actividad, en cualquier época del año y en cualquier lugar de trabajo, al aire libre en locales cerrados. También obligan a que, como consecuencia de dichas evaluaciones, se establezcan las medidas preventivas que garanticen la seguridad y salud de los trabajadores.

En SGIConsultores damos la formación necesaria para saber que hacer en caso de este tipo de accidente laboral.

Llámanos (T. 91 331 18 22)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *